En diciembre hasta la mesa se viste de gala, se vuelve el mejor momento para lucir tus cubiertos y vajilla de plata.

Es casi imposible negar, que en la mayoría de los hogares siempre hay objetos que se guardan para utilizarlos en ocasiones especiales, en este caso los cubiertos y vajillas de plata.

Ya sea que se mantengan guardados o estén en uso constante con el paso del tiempo el brillo tradicional que se tiene al estrenarlos se pierde, y para nada te gustaría que tu comida o cena familiar se opaque por el estado de los cubiertos.

 

¿Cómo cuidar la vajilla de plata?

Tanto en los lugares donde se compran los cubiertos y vajillas de plata o en el Internet brindan consejos para mantener como nuevo los artículos de plata.

Lo primero que debes hacer es que después de cada uso, se deben de lavar con agua y jabón, secarlos inmediatamente y guardarlos en un lugar seco.

 

Te puede interesar: Cómo cuidar tus anillos de plata y lucirlos como nuevos

 

Desde bicarbonato de sodio, hasta la pasta dientes o salsa kétchup son recomendados para limpiar la vajilla y que engalanen la mesa y comedor como en sus primeros momentos.

 

 

Si deseas limpiarlos con bicarbonato, debes colocar los cubiertos sobre un plato o bandeja y dejarles caer una buena cantidad de bicarbonato para cubrirlos por completo, dejarlos que reposen por lo menos unos 30 minutos. Luego limpiarlos con un paño o esponja húmeda, por último, debes enjuagar y secar con un paño seco.

Esto hace que el tiempo que inviertas para hacer brillar tu vajilla y cubiertos de plata se haga más largo que el esperado.

 

Limpiarlos de manera fácil y rápida

El tiempo se vuelve más preciado en estos días y lo que se busca es tratar reducir el tiempo que se dedica a las actividades del hogar y poder pasarlo con tu familia.

El Limpia Plata de Dr. Beckmann se convierte en la solución perfecta para limpiar y hacer brillar como nunca los cubiertos y vajilla de plata de una manera rápida fácil y práctica.

 

 

Las toallitas Limpia Plata ya están listas para usarse, limpian rápido los cubiertos, protegen, lustran efectivamente y evitan que se opaquen, por lo que no tendrás que preocuparte por tiempo y cuidados.

Solo debes limpiar los cubiertos y vajilla de plata con una toallita, enjuagarlos con agua caliente y secarlos con un trapo limpio, para que no se pierda la humedad de las toallitas siempre recuerda cerrar el paquete cada vez que lo uses.

Sigue disfrutando de estas fiestas con tus familiares y amigos luciendo las mejores galas en tu mesa.