Las manchas pueden causar muchos dolores de cabeza, por ello es necesario contar con un aliado como Dr. Beckmann que te ayuda a eliminar las manchas de todo tipo.

“Manos resbaladizas”, es una de las frases que más me define, sin importar el máximo cuidado que tenga, una terrible mancha siempre aparece en mi ropa o zapatos.

No puedo echarme crema sin que una gotita caiga en mi blusa o zapatos, y aunque algunos recomiendan que actuar con rapidez es lo mejor para que la grasa no se impregne en los tejidos, para mi es algo casi imposible pues me doy cuenta de la mancha mucho tiempo después.

Esto es algo que no solo me pasa a mí, se ha vuelto un problema recurrente en la familia.

¿Qué hacer para eliminar las manchas?

Algo que me han recomendado mucho es echar talco de bebé sobre la mancha, para que este absorba, pero debe ser justo después de mancharse, dejar el producto un día y luego retirarlo con un cepillo.

 

Te puede interesar: Pasos para quitar manchas de grasa de la ropa sin esfuerzo

 

Cuando busco un producto confiable y que seguro puedo contar con él para eliminar las manchas más difíciles de grasas, lubricantes y grasa de zapatos, crema corporal, siempre pienso en Dr. Beckmann y en el Mago Quitamanchas No.7 que se ha convertido en el salvador de la ropa de mi familia.

Mi esposo trabaja en un centro de preparación de carros nuevos y debe supervisar que todo quede bien antes de que los vehículos salgan a las agencias. Hace unas semanas regresó con una mancha de aceite lubricante en su camisa y no dude en aplicar el Mago Quitamanchas No.7, ya que es algo recurrente y me ayuda a que sus camisas del uniforme se mantengan en excelente estado.

 

¿Cómo usarlo?

Para eliminar la mancha de aceite de la camisa, primero removí cuidadosamente el exceso de suciedad. Luego coloque un paño blanco absorbente sobre un plato pequeño y acomode ambos debajo del lugar donde se encontraba la mancha.

Humedecí bien la mancha de aceite con el Mago Quitamanchas No. 7 y lo dejé actuar por 15 minutos. Frote la mancha con un paño seco desde afuera hacia adentro y lave la prenda como costumbre. La camisa quedó como si nada hubiera pasado, lista para usarse de nuevo y porque no, para volver a mancharse.

 

 

Este producto se ha vuelto indispensable en mi hogar. ¿Lo has utilizado? ¿Cómo te ha funcionado a ti?