Tener ventanas limpias y relucientes habla mucho del cuidado que tienes en tu hogar, oficina o negocio. Para limpiarlas solo necesitas seguir cuatro fáciles y eficientes pasos.

Dicen que el ambiente de trabajo, es decir, cómo es estéticamente, su orden y su limpieza, influye mucho en el rendimiento y actitud que tendrá una persona. Y estoy totalmente de acuerdo con eso.

Lo que más me gusta de mi oficina es que tiene una gran ventana a través de la cual se puede observar la calle. En cierta forma me ayuda a darme la sensación de libertad y que no me sienta completamente encerrada todo el día. Esto hace que me mantenga de buen humor y que sea más eficiente en mi trabajo.

Pero, como cualquier otro objeto en una habitación, tiende a ensuciarse. Es por eso que se necesitan productos especializados, que provean lo necesario para llevar a cabo una limpieza profunda y que hagan que las ventanas siempre se vean limpias y relucientes.

También puede interesarte leer: Espejo espejito ¿cómo te dejo más bonito?

Dr. Beckmann ha diseñado el Súper Limpiador, una pasta multiusos que es versátil y fácil de usar, tanto para interiores como para exteriores en el hogar. Deja un acabado limpio y repelente al agua, que te ayudará a mantener esa impresión de frescura y brillante en tus ventanas.

Comencé utilizando este producto en mi casa, y ahora también lo traje a la oficina. Luego de ver cómo funcionaba, mis compañeros quedaron tan fascinados que decidieron comprar uno para ellos.

 

¿Cómo tener ventanas limpias y relucientes con el Súper Limpiador?

Practicidad y eficiencia. Eso es lo que todos estamos buscando a la hora de adquirir un nuevo producto. El Súper Limpiador te ofrece ambos: no sólo es muy fácil de utilizar, sino que también funciona de maravilla. Remueve todo tipo de manchas que tengan los vidrios de tus ventanas y las deja como nuevas.

tener ventanas limpias y relucientes

 

Para utilizarlo sólo debes seguir los siguientes pasos:

  1. Lo primero que tienes que hacer es humedecer la esponja del Súper Limpiador y pasarla varias veces sobre la pasta del producto.
  2. Luego, utiliza esa misma esponja para limpiar la superficie de la ventana.
  3. Finalmente, aclara la superficie de la ventana con un trapo húmedo y seca la ventana con un trapo seco.
  4. No te olvides de enjuagar la esponja y dejarla secar para que se mantenga en buenas condiciones y puedas seguirla utilizando sin ningún problema.

Observación importante: Te recomendamos que realices una prueba del producto en un área poco visible de la ventana para corroborar que su superficie es compatible con este.

 

Lo mejor del Súper Limpiador es que también puedes utilizarlo para remover grasa y suciedad de cocinas y baños, muebles de jardín, llantas y zapatos. ¡La limpieza que necesitas para varios objetos en un solo producto!

También te recomiendo que leas: 5 productos indispensables para mantener limpia tu casa

¿Qué piensas de utilizar el Súper Limpiador para tener ventanas limpias y relucientes? ¿Ya lo probaste? ¡Si no lo has hecho te animo a que hagas la prueba y regreses a contarnos tu experiencia!