Cocinar es una de las actividades más entretenidas y satisfactorias que puedes hacer dentro de tu hogar. Esto es porque puedes sacar tu lado creativo, enfrentar retos de nuevas recetas y sobretodo comer un platillo exquisito.

Mi mamá es una de esas mujeres que no les gusta que otras personas toquen su cocina. Le gusta que todo esté limpio y en orden. Por esta misma razón es que raras veces decido pasar la tarde cocinando.

Sin embargo llegó un día en el que ella no estaba y tenía que encontrar la forma de alimentarme a mí y a mis sobrinas. «Espagueti» dijo la más pequeña. Así que me dirigí a la cocina a preparar una pasta inmersa en salsa de tomate.

Luego de finalizar y de compartir un delicioso almuerzo nuestra alegría fue interrumpida por la llegada de mi mamá. Lo primero que hizo fue entrar a la cocina, donde encontró platos sucios y una estufa llena de manchas y grasa.

¿Te ha pasado algo parecido con la limpieza de tu estufa?

Tipos de estufas

Según Vitrinor existen diferentes tipos de estufas para cocinar. A continuación te presentamos las características de cada una:

 

1. Estufa de gas

estufa limpia

Esta es la más tradicional. Su funcionamiento se basa en el uso de quemadores donde el gas entra en contacto con la llama. Son bastante rápidas y tienen un sistema energético más económico. Sin embargo son algo difíciles de limpiar y necesita ser revisada más veces que otros tipos.

 

2. Estufa eléctrica

estufa limpia

Los alimentos son cocinados sobre placas metálicas de hierro fundido que llevan una resistencia en su interior. Gracias a esta característica, es posible utilizar una gran gama de opciones de utensilios para cocinar. El único percance es que consumen bastante energía eléctrica y son más lentas para calentar.

 

3. Estufa vitrocerámica

Algunas de sus ventajas es que requieren un menor mantenimiento que las eléctricas o las de gas. Puede utilizarse sobre ellas cualquier utensilio, soportan altas temperaturas y son más seguras. El inconveniente que presentan es que son más lentas que las estufas de inducción y consumen más energía.

 

4. Estufa de inducción

estufa limpia

Esta clase de estufa es la más rápida, segura, enérgicamente eficiente y limpia de todas. Evita pérdidas de energía al detectar si tiene un recipiente encima de ella. La desventaja principal es que no se puede cocinar con cualquier tipo de utensilio.

¿Cómo mantener la estufa limpia?

Anteriormente hemos hablado de cómo limpiar los electrodomésticos de acero inoxidable. Pero en esta ocasión queremos hablarte específicamente de la limpieza de las estufas.

estufa limpia

Independientemente del tipo de estufa que tengas, necesitas una forma rápida y eficiente para limpiarla, desengrasarla y protegerla. Estas son las funciones que presenta el Limpiador para Estufas de Vitrocerámica de Dr. Beckmann.

Es muy fácil de usar. Sólo tienes que dejar enfriar la estufa, aplicar el producto sobre ella y frotar con un paño suave o una toalla de papel. Luego limpias el exceso con un paño húmedo ¡y listo! Un proceso muy sencillo y práctico para mantener tu estufa limpia.

Aprende también por qué es importante limpiar el horno y cómo hacerlo.

¿Qué tipo de estufa tienes? ¿Ya probaste limpiarla con Dr. Beckmann?