¿Uno de tus manteles se ha ensuciado de aceite, mantequilla o manteca? No te preocupes si no lograste eliminar la mancha, a partir de hoy sabrás como quitar manchas de grasa en manteles de forma rápida y efectiva.

Logra eliminar las manchas de los manteles al primer intento

Te recomendamos que cuando te toque lavar manteles con manchas específicas como las de grasa, uses productos igual de específicos para eliminarlas, como El Mago Quitamanchas Grasas y Salsas.  

Este limpiador remueve la mancha sin maltratar la tela, sea blanca o de color. Así como podrás quitar manchas de aceite en manteles, te funcionará igual para las de mantequilla, pesto, salsa, entre muchas otras. 

Quitamanchas especializados en eliminar las manchas difíciles 

El quitamanchas dedicado a grasas y salsas es parte de nuestra línea de 8 magos, productos que cuentan con fórmulas especialmente diseñadas para manchas complicadas que no ceden con cualquier jabón. 

Por ejemplo, si el mantel también está salpicado de vino, café o jugo, El Mago Quitamanchas Frutas y Bebidas es el indicado para retirar la mancha, mientras que El Mago Quitamanchas Sangre y Proteínas te ayudará a remover leche, yogurt, entre otras más. 

Es importante seguir las indicaciones de aplicación del producto, ya que si te saltas algún paso o mezclas el quitamanchas con otra sustancia, no conseguirás el resultado que esperas. 

Ventajas de usar la línea de magos quitamanchas

Los quitamanchas son muy fáciles y rápidos de utilizar, pero además, tienen otras ventajas que notarás desde el primer uso: 

  • Un solo quitamanchas especializado cubre más de una docena de manchas específicas. 
  • Están al alcance de tu bolsillo y los puedes encontrar en tu tienda de autoservicio más cercana.
  • Contienen ingredientes naturales, que son amables con las fibras, pero poderosos contra las manchas. 

Sin duda una de las ventajas principales de usarlos, es que ahorrarás tiempo y esfuerzo. 

Tips para cuidar tus manteles   

Para conservar en buen estado tus manteles, te recomendamos seguir estos consejos bien prácticos y sencillos. Así tendrás tu mantelería lista para usarse cuando lo necesites. 

  • Desmancha tus manteles y después lávalos dejándolos secar al aire libre y bajo la sombra.
  • Mantén tus manteles lejos de la humedad guardándolos en un lugar seco, nunca dentro de bolsas de plástico o cajas.
  • Puedes usar una bolsa de tela de algodón para guardar tu mantelería. 
  • Si no quieres plancharlos, guárdalos enrollados y así evitarás que aparezcan marcas de dobleces.
  • Asegúrate de que la plancha esté limpia antes de usarla sobre los manteles.  

Sigue nuestras recomendaciones y verás que la próxima vez que se ensucien tus manteles sabrás qué hacer y podrás volver a usarlos con la confianza de que están bien limpios y presentables. 

¿Ya probaste alguno de estos Magos Quitamanchas? ¡Cuéntanos tu experiencia!