La era de lo “desechable” ha llegado hasta nuestra ropa y el cuidado que se le da. El día a día cada vez más ocupado y cargado nos hace comprar más, gastar más y hasta planchas más.

Si algo debimos aprender de las personas mayores es el cuidado que le daban a sus prendas de vestir, pensando tanto en la economía como en el medio ambiente, pues tres de las claves para cuidar mejor nuestro armario son “comprar menos, lavar menos y hasta planchar menos”.

En muchas ocasiones una simple mancha en la ropa se agrava por dejarlas al tiempo o por no tener los cuidados necesarios y utilizar productos de calidad que ayude a eliminarlas y hacer que sea una pieza descartada del armario.

Al cuidar mejor tu ropa paralelamente aportas tu granito de arena a la conservación del medio ambiente y tu economía, pues entre mejor cuidada este tu ropa menor será la inversión que tengas que realizar para tener completo tu armario.

 

Los consejos de los expertos para cuidar mejor tu ropa

 

Lo primero que debes de hacer es dejar de pensar que la ropa es desechable y tener un poco más de precaución cuando la usas, aunque en muchas ocasiones serán inevitables las manchas o ensuciarte, pero al estar más consciente puedes hacer que suceda menos.

También debes aprender a conocer las propiedades y tejidos de la ropa que compras. Pues esto te permitirá elegir los productos adecuados a la hora de lavar y así mantener la ropa nítida y en buenas condiciones por más tiempo.

Infórmate o busca la ayuda de expertos para saber cómo tratar las manchas de tus prendas.

 

Lee también: Cómo quitar manchas en la ropa de color sin dañarla

 

Elige prendas de buena calidad, para ahorrar y evitar el disgusto al tener que desecharla a las pocas lavadas. Al hacerlo no olvides leer y atender las instrucciones de lavado, pues de nada sirve que adquieras ropa de calidad sino le das el trato adecuado.

 

Imagen tomada de shutterstock.com

 

Aunque no lo creas el lavar menos y dejar ventilar la ropa es uno de los consejos que más se da hoy en día. Es momento de olvidarse de que la ropa solo aguanta una puesta, siempre y cuando no te ensucies. Al unirte a esta práctica no solo te hace cuidar mejor tu ropa, sino también ahorrar agua al momento de lavar, ayudando al planeta a tener un pequeño respiro.

El tender mejor tu ropa no solo te hará ahorrarte horas de planchado, también le dará mayor conservación, además se cuidadoso al colocarla en tu armario manteniéndolo siempre ordenado y limpio.

Cuando llegue el momento de planchar asegúrate que la plancha se encuentre libre de sarro para evitar que se pegue a tu ropa.

 

 

Mantén el contacto de un buen sastre que te ayude a seguir dándole vida a la ropa en tu armario.

La ropa no puede ser eterna, pero si se dan los cuidados necesarios puedes hacer que te dure por más tiempo.