Para tener tu alfombra limpia y libre de manchas de derrames accidentales, te recomendamos utilizar el Limpiador de Alfombras con cepillo aplicador.

Cuando comenzamos a escoger los muebles y la decoración para nuestra casa, mi esposo y yo teníamos un dilema. Él decía que todos los pisos tenían que ser de madera, pero yo insistía en que deberíamos colocar un par de alfombras para hacer los ambientes más acogedores.

Por experiencias pasadas, él no veía conveniente tener alfombras porque se ensucian mucho con el polvo y cuando hay algún derrame de comida o bebida. Luego de un par de semanas de hablarlo y ver opciones, finalmente llegamos al acuerdo de comprar algunas alfombras pequeñas con propósitos decorativos únicamente.

La que más me gusta es una blanca que colocamos en la sala. Hace que la habitación se vea más elegante y a toda mi familia le gustó mucho.

También puede interesarte leer: 6 Tips para tener una casa más limpia.

Sin embargo, como era de esperarse, en una reunión uno de mis hermanos derramó un poco de café sobre la alfombra. Estaba a punto de enojarme y no quería voltear a ver a mi esposo para escuchar un «te lo dije».

Pero fue entonces cuando mi mamá se levantó y dijo «¡Qué conveniente! Justo les traía un regalo para celebrar la inauguración de su casa.» Entonces nos entregó una caja que incluía un kit con diferentes artículos de limpieza, incluyendo algunos productos de Dr. Beckmann.

 

Pasos para tener tu alfombra limpia

alfombra limpia

Entre los productos que trajo mi mamá se encontraba el Limpiador de Alfombras que, según me dijo ella, funciona muy bien para remover manchas difíciles y eliminar los olores. Todo gracias a su fórmula oxi poderosa y su cepillo aplicador.

Mi mamá me fue explicando cómo se utilizaba mientras lo iba aplicando a mi alfombra.

  1. Primero se deben remover los residuos de suciedad del área a tratar.
  2. Luego se aprieta la botella suavemente para humedecer el cepillo y se utiliza el mismo para frotar el área manchada. Es importante que no se remoje la mancha sino que se deje que la espuma haga el trabajo.
  3. Finalmente, se deja actuar el producto por un tiempo de tres minutos y se prosigue a remover el exceso del mismo con una esponja o un trapo limpio.

*No olvides enjuagar el cepillo aplicador luego de usarlo para que se encuentre en óptimas condiciones la próxima vez que lo utilices.

También puede interesarte leer: La mejor forma de quitar manchas de pintura de la ropa de tus hijos

Y así, de forma rápida y fácil, la mancha de café desapareció de mi alfombra. Mi esposo y yo quedamos maravillados al ver lo bien que funciona el producto, y después del incidente se acercó para decirme «tenías razón, la alfombra le da un toque especial a la sala.»

Sin duda alguna fue un regalo muy adecuado por parte de mi mamá. ¡Gracias a ella y a Dr. Beckmann puedo tener siempre la alfombra limpia para recibir visitas en nuestra casa!