La joyería, accesorios y artículos de plata son objetos comunes en los hogares y muchos de ellos incluso tienen un valor sentimental, ya que fueron regalos o son herencias familiares. 

La plata es el metal más usado en joyería hoy en día, y como cualquier otro tipo de metal, necesita cuidados para conservar su buen estado y brillo. Por ello, es importante conocer cómo limpiar la plata y evitar que se ennegrezca. 

Supongamos que tienes anillos de plata y un día notas que comienzan a oscurecerse, ¡no te preocupes! Es completamente normal. 

La plata, al ser un metal noble, no se oxida como suele suceder con otros metales, sino que reacciona al azufre que se encuentra en la atmósfera. 

Esta reacción química forma una fina capa oscura alrededor de la plata, sirviendo como una especie de protección. Aunque este fenómeno se da naturalmente con el paso del tiempo, factores como el calor, el contacto con perfumes u otras lociones, la humedad e incluso el lugar donde guardas la plata pueden acelerar el proceso.

Mucha gente considera que es buena señal cuando un objeto de plata se vuelve negro porque confirma la autenticidad del material, pero este color puede dar un aspecto descuidado a tu anillo favorito (a menos claro, que sea con fines estéticos, como la “plata quemada” o “plata al estilo antigüo”).

¿Cómo limpiar plata? Los métodos más eficaces

Aprender cómo cuidar anillos de plata u otros accesorios es sencillo. De hecho, hay varios tips y métodos sobre cómo limpiar plata.  

Puedes usar ingredientes como bicarbonato, vinagre, sal, limón y hasta pasta de dientes, siguiendo un proceso muy específico de limpieza. Si prefieres un cuidado más profesional, puedes acudir con un joyero para que limpie la plata, la pula y lustre. 

No obstante, una de las maneras más prácticas y eficaces para cuidar un anillo de plata y otros accesorios son productos químicos especializados, como las toallitas para limpiar plata, las cuales no necesitan de otros utensilios o ingredientes complementarios y pueden usarse para otros metales, como el oro y el cobre. 

Productos como el Limpia Plata de Dr. Beckmann son una buena alternativa,  ya que las toallitas húmedas son fáciles de usar, solo es necesario limpiar los artículos con una toalla, después se enjuagan con agua caliente, se secan con un trapo limpio y ¡listo!

¡Dale a tu joyería y accesorios el mejor cuidado para que perduren por más tiempo!