Consigue almohadas limpias y blancas de una forma mucho más fácil y eficiente sin necesidad de usar cloro. ¡Lo único que necesitas es el Súper Blanco de Dr. Beckmann!

Una de las cosas que más disfruté cuando comencé a vivir sola fue poder decorar mi casa desde cero, todo a mi manera y a mi gusto. Al principio fue un poco difícil, pero cada vez se hizo más sencillo conforme fui avanzando de área en área.

Mi etapa favorita, sin duda alguna, fue escoger la decoración de mi cuarto. Quería que se viera elegante, iluminado, pero que combinara con mi personalidad al mismo tiempo.

La paleta de colores que decidí utilizar fue gris, rosado pálido y blanco. No estaba segura de qué edredón comprar, pero lo que sí sabía era que quería tener muchísimas almohadas sobre mi cama.

almohadas limpias y blancas

Mi hermana me insistía en que tener tantas almohadas era una pérdida de espacio y que no servían para nada, que iba a perder más tiempo cuando las quitara y colocara nuevamente cada vez que me fuera a dormir. Pero cuando se dio cuenta que no era una razón suficiente para que cambiara de opinión, tomó una almohada blanca y la dejó caer en el piso.

“Las almohadas se ensucian,” me dijo con seguridad. “Eventualmente, todas tus almohadas blancas van a terminar perdiendo su blancura y se van a ver grisáceas o amarillas.”

Fue en ese momento que decidí terminar de darle el tour por mi nuevo apartamento y llevarla a la lavandería, donde abrí el gabinete en el que guardo mis productos de limpieza. Saqué uno de mis aditivos de lavado favoritos, el Súper Blanco de Dr. Beckmann.

 

¿Cómo el Súper Blanco te puede ayudar a tener almohadas blancas y limpias?

almohadas limpias y blancas

Le conté a mi hermana cómo Dr. Beckmann me ha salvado de  las manchas en mi ropa, en la alfombra, suciedad en electrodomésticos, y otras situaciones de lo más cotidianas. En pocas palabras, se ha convertido en mi aliado favorito para tener mi casa limpia y libre de bacterias.

Te recomiendo que también leas: Prepara tu kit de limpieza para dejar tu casa como nueva para el 2019.

Ella suele utilizar cloro para blanquear las prendas blancas, sin embargo hacer esto no es muy aconsejable ya que lo hace de manera áspera, acortando la vida de la tela y dejando un tono amarillento causado por la oxidación. Su ropa blanca se daña y dura muy poco por esto.

Por eso le introduje la magia del Súper Blanco, un producto diseñado para mantener los blancos como nuevos por más tiempo sin necesidad de utilizar cloro.

Lo mejor de todo es que es muy fácil de usar y solo se deben de seguir tres pasos importantes.

  • Primero: Llenar la lavadora con agua y dosificar con el detergente habitual.
  • Segundo: Introducir una bolsita del Súper Blanco en el fondo del tambor.
  • Tercero: Lavar de forma habitual.

*Por supuesto que no debemos olvidar sacar la bolsita al finalizar el lavado y vaciar el tambor.

Cuando le enseñé a mi hermana lo fácil que era usar el Súper Blanco para tener las prendas de ropa y las almohadas limpias y blancas, quedó encantada. Así fue como logré que olvidara su desacuerdo con la decoración que escogí para mi cama.

¿Qué piensas sobre este producto?